Consejos ante el teletrabajo

En otro post hablábamos del teletrabajo desde el punto de vista de la ciberseguridad. Hoy queremos hacerlo desde el punto de vista del bienestar.

Trabajar en remoto, para la gran mayoría de las personas, es una novedad y, aunque afortunadamente los avances de la tecnología nos facilitan mucho las cosas, no es menos cierto que no todo se reduce a tener una buena conectividad. Es cierto que ayuda mucho y por fortuna estamos comprobando, tras estos primeros días de trabajo en remoto, que la mayoría de nuestros clientes no están encontrando grandes impedimentos para realizar desde sus domicilios las funciones que habitualmente ejecutan desde su oficina. Las dudas pueden estar más relacionadas con la organización del trabajo o la responsabilidad de las personas ante esta nueva situación, porque no hay que olvidar que de lo que se trata es de trabajar, a distancia, pero trabajar.

Por eso queríamos compartir una serie de consejos recogidos de algunas fuentes especializadas, que no tenemos la menor duda que podrán ser de vuestro interés.

- Márcate los horarios como si estuvieras en la oficina, al fin y al cabo, lo que ha cambiado es tu espacio de trabajo, no tu jornada ni horario.

- Mantén una rutina profesional, levántate, desayuna, aséate como si fueras a trabajar a la oficina, eso te ayudará a activarte. Que no sea levantarte de la cama y ponerte a trabajar. ¡Evita la tentación de trabajar en pijama ¡

- Mantén un espacio de trabajo propio, ordenado, cómodo y a poder ser alejado de las distracciones. Si es factible, observa las mismas recomendaciones sobre higiene postural y ergonomía que en tu puesto de trabajo habitual.

- Establece las pausas como siempre. Si en la oficina parabas a cierta hora a tomar un café, haz también ahora una parada para tomar un café, levántate un rato, come algo, pero trata de separar las tareas del hogar con respecto a tus tareas laborales... No comas sentados en tu puesto de trabajo ni pares a poner el lavavajillas o la lavadora.

- Evita las distracciones, la TV o las redes sociales pueden hacer que tu productividad se resienta.

- Mantén la comunicación con tus compañeros. En un modelo de teletrabajo, es muy importante el contacto con tus compañeros. Existen medios para facilitar el trabajo remoto colaborativo. A pesar de estar separados, seguimos siendo un equipo y debemos apoyar a otros y buscar apoyo en otros igual que siempre.

- Pide la colaboración de los que viven contigo, que te ayuden a respetar tu horario, tu espacio y tu concentración. Ahora que no te desplazas, podrás pasar más tiempo con ellos cuando termines.

Finalmente y muy importante: Separa ocio y trabajo. Cuando termine tu jornada, desconecta. Teletrabajar no significa trabajar todo el tiempo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    X